image23

 

  1. Introduce fibra en tu dieta: La fibra es, sin duda, la gran olvidada de la dieta. Es muy importante para regular el tránsito intestinal y para producir la sensación de saciedad que hará que no nos pasemos con las calorías. Los beneficios de la fibra harán que el organismo funcione mejor. Alimentos como las frutas, verduras y hortalizas son ricas en fibra, de ahí, también, su importancia en la dieta. Intenta no decir no a las ensaladas verdes, muchas de ellas tienen la cualidad de ser de libre consumo, puedes comerlas sin restricciones.

Nuestro cuerpo esta hecho en función de adquirir calorías para luego hacer uso de ellas y así mantenernos en una rutina de vida saludable y evitar muchas enfermedades. Sin embargo, el sedentarismo, la mala educación alimenticia y la carencia de ejercicio solo nos llevan a aumentar los riesgos de contraer futuras enfermedades, muchas de las cuales pueden llegar a convertirse en crónicas.

Con estos 10 consejos puedes dar el primer paso para crear buenos hábitos para tu organismo. Si quieres, puedes, solo necesitas ser constante.