1. Aprende a cocinar: Es un punto muy importante y debemos darle toda nuestra atención. No es lo mismo comer una pechuga de pollo a la plancha, que una pechuga de pollo apanada. El uso de los recursos en la cocina es algo que debemos dominar. El no evitar grasas, sal en exceso y el uso de aceites, solo nos ayuda a aumentar nuestro consumo de calorías, y también ataca nuestro organismo, generando futuras enfermedades crónicas. Es por ello, que te recomendamos que utilices técnicas de cocción para tus alimentos, como cocinar a la plancha o al vapor.
[mpc_button url=”url:http%3A%2F%2Fcolinadeportes.cl%2Fweb%2F%3Fp%3D1932|title:Pr%C3%B3ximo%20%3E%3E|”]